Nuevas recetas

Pastel de ganache de chocolate

Pastel de ganache de chocolate


Para la encimera, separar los huevos, mezclar las yemas con el azúcar, el agua, el aceite y batir con la batidora, batir las claras hasta que estén firmes, añadir la harina mezclada con la levadura, el cacao y las claras batidas. Hornee en una bandeja forrada con papel de horno, hasta que pase la prueba del palillo.

Una vez que se haya enfriado, corte la parte superior por la mitad. Es ideal para hacer dos encimeras finas, porque al cortar no salen rectas e iguales. Estaba bastante loco. Las tapas se preparan en almíbar con un almíbar de agua, azúcar y esencia de ron.

Crema Prepáralo antes de la encimera, porque debe permanecer en el frigorífico al menos 2 horas para batir bien. Lo dejé, creo, durante unas 4 horas.

El chocolate roto, los trozos junto con la nata se mezclan con la nata montada y se ponen al baño de vapor, hasta que el chocolate se derrita. Poner en la nevera durante al menos 2 horas, luego batir con una batidora hasta que se convierta en una crema espumosa. En más de la mitad de la encimera poner toda la cantidad de nata, tapar con la otra encimera y volver a meterla en el frigorífico.

Mientras tanto, preparé el glaseado. En un bol resistente al calor pongo 200 g de chocolate con leche, desmenuzado. Ponga en el microondas durante aproximadamente 1 minuto, tiempo durante el cual se derrita. Retirar, agregar 2 cucharadas de leche y mezclar bien. El resultado es un glaseado cremoso que se extiende fácilmente sobre el pastel. Y como tenía un chocolate blanco que había estado en el refrigerador por un tiempo, lo derretí, lo metí en una bolsa que corté por la esquina y comencé a dibujar líneas al azar.


MESA: separar las claras de las yemas. Batir bien las claras con una pizca de sal. Poner el azúcar y el agua en una cacerola y dejar hervir a fuego lento hasta que se derrita todo el azúcar. Lo echamos caliente sobre las claras y mezclamos continuamente. Cuando hayamos terminado de verter todo el almíbar, añadimos las yemas, la esencia y el aceite. Mezclar la harina con el cacao y tamizar encima. Mezclar con una cuchara hasta que quede bien mezclado toda la composición, engrasar una sartén con aceite y cubrirla con harina. Vierta la masa, luego póngala en el horno hasta que pase la prueba del palillo de dientes. Deje enfriar, luego corte la parte superior por la mitad.

CREMA: en un bol ponemos el chocolate partido junto con la nata montada al baño de vapor. Masticar continuamente hasta que el chocolate se derrita teniendo cuidado de no hervirlo, cuando se haya derretido reservarlo y agregar la esencia. Dejar enfriar, meter la nata en el frigorífico unas horas y mezclar hasta que la nata duplique su volumen y adquiera una textura cremosa.

JARABE: en una cacerola, caramelizar el azúcar. Cuando esté ligeramente dorado, añadir agua. Cuidado con que no salten gotas de agua caliente. Mantener el almíbar al fuego unos minutos. Apagar el fuego y añadir la esencia de ron.

MONTAJE: en la bandeja en la que horneamos la parte de arriba, ponemos la primera tapa, ponemos almíbar, ponemos la nata, luego la tapa y hacemos almíbar. Poner encima la nata montada y rallar el chocolate. Refrigere durante aproximadamente 1-2 horas.

Prueba también esta receta en video


Pastel ecler con ganache de chocolate

1. Precaliente el horno a 200C. Engrasa una sartén con un poco de mantequilla. Pon un bol en el congelador para que se enfríe.

2. Mezcle agua, mantequilla y sal en una cacerola mediana y deje hervir a fuego medio. Reduzca el fuego y agregue la harina. Cocine, revolviendo, hasta que la mezcla se retire de los lados de la sartén y forme una bola. Transfiera la mezcla a un tazón y agregue los huevos, uno a la vez, hasta que estén completamente incorporados. Extienda la masa en la sartén.

3. Hornee la base en el horno precalentado hasta que se dore durante 25-30 minutos. Se enfría completamente.

4. Retire el recipiente del congelador y agregue dos tazas de crema agria. Batir hasta que espese, aproximadamente 1 minuto agregue el azúcar en polvo y el extracto de vainilla. Sigue luchando hasta que se endurezca bien. Conserva la nata en el frigorífico mientras se prepara el pudín.

5. Vierta la mezcla de pudín y leche en un bol y mezcle hasta obtener una consistencia cremosa. Incorpora la nata montada. Repartir el relleno sobre la corteza enfriada y dejar en el frigorífico.

6. Ponga el chocolate picado en un bol resistente al calor. Ponga una taza de crema agria en una cacerola a fuego alto, hasta que esté casi hirviendo. Verter la nata caliente sobre el chocolate y dejar que se derrita durante 1 minuto. Mezclar bien. Deje que la mezcla se espese durante unos 10 minutos. Vierta la ganache sobre el relleno, extendiendo hasta cubrir toda la superficie. Pon la bandeja en el frigorífico y deja enfriar durante al menos una hora antes de servir.


Pastel ecler con ganache de chocolate

1. Precaliente el horno a 200C. Engrasa una sartén con un poco de mantequilla. Pon un bol en el congelador para que se enfríe.

2. Mezcle agua, mantequilla y sal en una cacerola mediana y deje hervir a fuego medio. Reduzca el fuego y agregue la harina. Cocine, revolviendo, hasta que la mezcla se retire de los lados de la sartén y forme una bola. Transfiera la mezcla a un tazón y agregue los huevos, uno a la vez, hasta que estén completamente incorporados. Extienda la masa en la sartén.

3. Hornee la base en el horno precalentado hasta que se dore durante 25-30 minutos. Se enfría completamente.

4. Retire el recipiente del congelador y agregue dos tazas de crema agria. Batir hasta que espese, aproximadamente 1 minuto agregue el azúcar en polvo y el extracto de vainilla. Sigue luchando hasta que se endurezca bien. Conserva la nata en el frigorífico mientras se prepara el pudín.

5. Vierta la mezcla de pudín y leche en un bol y mezcle hasta obtener una consistencia cremosa. Incorporar la nata montada. Repartir el relleno sobre la corteza enfriada y dejar en el frigorífico.

6. Ponga el chocolate picado en un bol resistente al calor. Ponga una taza de crema agria en una cacerola a fuego alto, hasta que esté casi hirviendo. Verter la nata caliente sobre el chocolate y dejar que se derrita durante 1 minuto. Mezclar bien. Deje que la mezcla se espese durante unos 10 minutos. Vierta la ganache sobre el relleno, extendiendo hasta cubrir toda la superficie. Pon la bandeja en el frigorífico y deja enfriar durante al menos una hora antes de servir.


¿Qué ingredientes utilizamos para la receta de crema de ganache de chocolate?

Generalmente se usan cantidades iguales de chocolate y crema agria, pero dependiendo del contenido de cacao del chocolate, esta es la proporción correcta para las cremas:

  • -con 40-50% de cacao - igual cantidad, es decir, 200 g de nata montada, 200 g de chocolate
  • -chocolate con 60-70% de cacao, utilizar por ejemplo 280 g de nata montada y 200 g de chocolate
  • -chocolate con más de 70% de cacao, se utilizan 300-320 g de nata montada y 200 g de chocolate.

Para envolver las tortas, utilice chocolate con 70% de cacao, en una cantidad igual a la nata montada. No batir esta ganache y envolver el bizcocho. Volveré con imágenes detalladas cuando haga un pastel así, es un poco más difícil de hacer.

Mis recetas de crema y crema para pasteles se pueden encontrar aquí . Tengo recetas de cremas simples o más elaboradas, más baratas o más caras: crema de leche hervida (pudín de vainilla), crema con mascarpone y ness, crema diplomat, crema de mantequilla y otras.


Ganache o la combinación perfecta de chocolate y crema agria

Utilizada en casi todos los platos de chocolate, siendo ideal para decorar o rellenar diversos surtidos de tortas, dulces, tartas, tortas, etc., la crema Ganache nació por error, como muchas otras cosas que disfrutamos hoy.

En cuanto a la historia de esta mezcla, los campos están divididos: algunos afirman que pertenece a los evetianos (alrededor de 1850 y fue inventado y utilizado como base para las famosas trufas), otros lo atribuyen a los parisinos, más precisamente a la Pastelería Siravdin, un lugar famoso por la pastelería y el chocolate.

Por otro lado, hace mucho tiempo, en francés, la palabra "ganache“En realidad era un insulto y se refería a una persona torpe, lenta, delgada, y el nombre de la crema nació de la torpeza de un aprendiz de repostero, que accidentalmente se había escapado de la crema agria en una sartén con chocolate derretido. El maestro pastelero, molesto por el desperdicio que le había causado su discípulo, apostrofó la "ganache", pero aun así probó la mezcla y quedó impresionado. Luego decidió que la nueva crema se llamaría ganache.

Debido a la sencillez de su preparación, la crema pronto se convirtió en una de las cremas más utilizadas por los pasteleros europeos.

Ganache es muy versátil y se puede utilizar tanto para decorar tartas o tostadas como como relleno para varios postres. Para conseguir ese sabor divino de la nata se necesitan solo dos ingredientes (chocolate y crema agria) pero que deben ser de buena calidad y utilizarse en determinadas proporciones, según la consistencia deseada.

El sabor y la apariencia de una ganache exitosa dependen directamente del chocolate y la crema utilizados. Un buen chocolate significa un alto contenido de cacao (más del 60%) y una falta de grasas vegetales. La nata que utilizas es para nata montada, pero con un alto contenido en grasas (al menos un 30%).

Existen varias variantes de la crema Ganache dadas especialmente por la proporción de ingredientes:


Para preparar la parte superior, bata las claras con la sal y el azúcar. Agrega el agua, el cacao, las yemas de huevo batidas y 12 cucharadas de harina. Mezclar todos los ingredientes con la batidora, luego verter la composición en una bandeja de 28x20cm forrada con papel de horno y hornear hasta que pase la prueba del palillo. Deje que la encimera se enfríe, luego córtela en encimeras de almendras más pequeñas con forma redonda o un vaso. Cortamos cada círculo por la mitad.

Poner la nata montada junto con el ron y la mantequilla los trozos al fuego, a fuego lento, revolviendo constantemente, hasta que la mantequilla se derrita y la mezcla esté caliente. ¡No tiene que hervir! Agrega los trozos de chocolate rotos y mezcla hasta que se derrita. Deje que la crema se enfríe durante 10 minutos, luego comience a mezclar, a velocidad media, durante unos 10 minutos, hasta que se vuelva esponjosa.

Poner el azúcar junto con el agua hirviendo, a fuego lento, hasta que el azúcar se haya disuelto y el almíbar comience a espesarse. Agregue la esencia de ron y cubra con una tapa hasta que se enfríe.

Poner la nata montada junto con el chocolate partido a fuego lento hasta que el chocolate se derrita. Déjalo enfriar un poco, luego lo usaremos. El glaseado se hace solo cuando las almendras están listas.

De la crema de ganache guardamos un poco para hacer las rosas de chocolate.

Remojamos cada círculo / base en almíbar, no lo dejamos mucho, solo un poco de cada lado. Luego lo colocamos en una bandeja, ponemos una generosa capa de crema.

Remojamos los círculos / tapa en el glaseado de chocolate (enfriado) y luego los colocamos con cuidado encima.

Con el pos hacemos rosas de chocolate con la nata restante.

Servimos las almendras en almíbar con crema de ganache de chocolate junto con nuestros seres queridos.


Ingredientes Pastel Craita con chocolate y nata montada de Simona Callas

Para la crema de chocolate

  • 100 g de chocolate negro con 40-50% de cacao
  • 1 cucharada de azucar
  • 200 g de nata montada fría
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)
  • 500 g de pasta de hojaldre, blanco
  • 300 g de nata montada y endulzada
  • 75 g de chocolate negro


Método de preparación

Tarta de fresa y merengue

Mezclar el azúcar con las yemas, añadir la mantequilla, la nata y el resto de ingredientes. Obtienes un

Mi pastel de Halloween

Empezamos así: para una encimera usamos: 4 yemas mezcladas con 4 cucharadas de azúcar y 6 cucharadas


El bizcocho de chocolate y ganache es un delicioso bizcocho de crema que se puede servir en cualquier comida festiva.

MESA: separar las claras de las yemas, batir bien las claras con una pizca de sal, poner el azúcar y el agua en un cazo y dejar hervir a fuego lento hasta que se derrita todo el azúcar. Caliente, verterlo sobre las claras y mezclar continuamente, cuando hayamos terminado de verter todo el almíbar, añadir las yemas, la esencia y el aceite, mezclar la harina con el cacao y tamizar por encima. Mezclar con una cuchara hasta que toda la composición esté bien homogeneizada, engrasar una sartén con aceite y cubrirla con harina, verter la masa, luego meter al horno hasta que pase la prueba del palillo. Deje enfriar, luego corte la parte superior por la mitad.

CREMA: en un bol ponemos el chocolate partido junto con la nata montada al baño de vapor. Remover continuamente hasta que el chocolate se derrita cuidando que no hierva, cuando se haya derretido apartar y agregar la esencia, dejar enfriar, luego poner la nata en el frigorífico unas horas.

JARABE: en un cazo caramelizar el azúcar. Cuando esté ligeramente dorado, añadir agua. Cuidado con que no salten gotas de agua caliente. Mantener el almíbar al fuego unos minutos. Apagar el fuego y añadir la esencia de ron.

MONTAJE: en la bandeja en la que horneamos la parte de arriba, ponemos la primera tapa, ponemos almíbar, ponemos la nata, luego la tapa y hacemos almíbar.

Sobre el bizcocho con chocolate y ganache, poner nata montada y rallar el chocolate. Refrigere durante aproximadamente 1-2 horas.


Pastel De Mocha Con Ganache De Chocolate Y Rom- Rigo Jancsi

Esta receta para Pastel De Mocha Con Ganache De Chocolate Y Rom- Rigo Jancsi está inspirado en la famosa receta de pastel húngaro de la que probablemente muchos de ustedes hayan oído hablar. El pastel lleva el nombre de un famoso violinista húngaro del siglo XIX.

Hay muchas variaciones de este pastel y los ingredientes, creo, se han adaptado a la época que ha vivido cada generación.

La receta que tengo parece provenir de la época en que abundaba el chocolate. El resultado es un pastel fino y elegante que queda genial en cualquier ocasión.

La receta consiste en una tapa de cacao, con olor a ron y café, sobre la que se añade una mousse de chocolate, otra capa de tapa y un glaseado fino y brillante, elaborado con la misma mousse, al que se le añade un poco más de chocolate. .

Hice este pastel el sábado, antes del 14 de febrero, y lo decoré encima con estrellas y corazones comestibles de Wilton.

No es difícil de hacer y como te conozco, mis queridos rumanos, no te rendirás hasta que pruebes esta receta. Pero déjame decirte, ¡es un pastel que te convertirá en un adicto al chocolate!

¡Atención, si ya eres adicto! ¡No podrás parar! Combina a la perfección con una taza de café, como postre los domingos o en eventos y festivos más importantes.

La bandeja que necesitas mide unos 23x23cm y unos 5 cm de alto. También se puede hacer en forma redonda, a modo de bizcocho, si quieres cortarlo en rodajas triangulares.

Conservar en el frigorífico, pero mi consejo es servirlo a temperatura ambiente.

Si le quedan trozos, se pueden congelar en plástico o papel de aluminio y se pueden consumir más tarde y te apetece algo de chocolate.

¡Te deseo éxito en la tarta y buena suerte!